Viernes, 15 de Enero de 2016 23:54
Vota este articulo
(0 votos)

Análisis | Educar para competir en el deporte

El pasado sábado, el padre de un niño de la Fundación Lucena CF fue agredido durante un partido de fútbol


Desde SiempreLucenaCF rechazamos cualquier acto violento y damos las claves para evitar que vuelvan a suceder situaciones así.


Una vez más vuelve a suceder un caso de violencia en un recinto deportivo, uno que esta vez, afecta a las categorías inferiores del fútbol lucentino. Informamos de este caso porque nos afecta directamente, denunciamos cualquier acto de violencia desde este portal porque el deporte, el fútbol, no debería verse contaminado por los defectos de nosotros, los seres humanos. “La pelota no se mancha”, fue lo que dijo una vez Diego Armando Maradona. Y así debería ser, al menos, el balompié: puro, sincero y limpio. Lo mejor del ser humano, solo que con un balón de por medio.

 

El suceso en cuestión ocurrió el pasado sábado, durante un partido de prebenjamines (niños de 6 y 7 años) entre el CD Cultural Palomera - Naranjo y la Fundación Lucena CF. El encuentro se desarrollaba con normalidad  cuando uno de los padres que estaba viendo el partido comenzó a incitar a la violencia a los pequeños jugadores locales. Según el medio digital “LucenaHoy”, algunas expresiones como “entrarle fuerte”, “endiñar”, “ahora le das” o “pegarle” fueron algunas de las empleadas por el susodicho.

 

Rafael Roldán, otro de los aficionados también presentes allí y progenitor de un niño del equipo celeste se acercó para recriminarle sus palabras en un acto que acabó de la peor manera posible: el triste protagonista de los hechos agredió físicamente a Roldán con varios puñetazos en la cara y en el cuerpo. El lucentino denunció los acontecimientos tras ser atendido en el hospital Reina Sofía y el partido, al comienzo de la segunda parte, fue suspendido por el colegiado del encuentro.



Finalmente, tras reunirse el pasado miércoles y deliberar sobre el caso en cuestión, la Federación Cordobesa de Fútbol ha impuesto una multa de 90 euros a la Fundación Lucena CF "por incidentes de público graves". Por otro lado, el club que jugaba de local, el CD Cultural Palomera Naranco, ha sido sancionado con 150 euros y con un partido de sanción en categoría prebenjamín. El partido en cuestión entre ambas escuadras, además, queda oficialmente finalizado con el resultado que indicaba el marcador al comienzo de la trifulca, de 0-8 a favor del equipo lucentino.



 

Competir para educar, educar para crecer

 

Los clubes deberían valorar con más profundidad este tipo de acontecimientos para corregirlos y evitarlos. Por un lado, trabajando con los niños.

Las clases o las sesiones de entrenamiento no deberían estar cargadas solo de contenidos técnicos, tácticos y/o físicos. Debería ser de vital importancia también trabajar valores como el respeto entre otros. Eso es lo que enseña el deporte, su principal virtud, una que cada vez más los seres humanos dan por sabidas y, por tanto, olvidadas.  

 

También es fundamental trabajar con los padres. En muchas ocasiones ocurre que la presión a la que los niños están sometidos es excesiva para la edad que corresponde. Son los propios padres con el ejemplo quienes deben enseñar. Ellos,más que nadie, deben ser realistas. Deberían realizarse dos reuniones cada dos semanas como mínimo para tratar problemas o dificultades que puedan existir entre el grupo de deportistas. O simplemente para dotar a los padres de habilidades y conocimientos para afrontar de manera efectiva la educación deportiva de sus hijos.

 

Ellos deben de tener claro la siguiente idea: Si quiere un campeón en casa, entrénese usted. A su hijo/a déjalo que juegue. Obviamente,hay que apoyar al chico/a en la actividad física o el deporte que practique pero hay diversas formas. Patricia Ramirez, quien ya trabajó con el primer equipo del Real Betis Balompié, resume en siete postulados la manera de establecer un comportamiento apropiado de los padres en el deporte de sus hijos.

 


Lo que debe quedar claro es que tanto entrenadores, padres de deportistas y deportistas deben tomar cartas en el asunto. Es importante denunciar los actos de violencia, pero también lo es, incluso más, promover iniciativas que recuerden el origen y la finalidad única del deporte: enseñar, compartir, competir y crecer como persona. Porque, como ya dijo en su día Pep Guardiola: “la mayor herramienta educativa que siempre he tenido ha sido a través del deporte”



 


Manuel Cabeza es Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el deporte por la Universidad de Huelva, monitor y fundador de una escuela de Balonmano. Siempre vinculado al deporte y en contínua búsquedas de las mejores técnicas para inculcar a los más pequeños los valores positivos del deporte


Manuel Cabeza

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
ir arriba